viernes, 23 de octubre de 2009

una más

Sí. definitivamente soy un ser normal;
me gusta el aire libre, aunque lo prefiero limpio antes que nada,
me interesa la gente común pero no la corriente
al igual que los que pecan por justos
aunque se los siga llamando pecadores;
si hay algo que mi mente no soporta
son los cuadros surrealistas,
nunca llegué a entender a Borges
y no me llevo con las matemáticas.
Me dí cuenta que soy un ser y además normal
cuando vi que "anormal" no existía en mi diccionario;
que para gustos están los colores
y que seguramente hay colores que no descubriremos nunca.
A decir verdad me aterra la oscuridad,
pero la luz en exceso me da dolor de cabeza,
prefiero la soledad a la multitud
y también creo que las multitudes no siempre tienen la razón.
Reconozco también que me gusta debatir,
pero la pasión a veces arruina todo y me deja mal parada
y si bien no me arrepiento de nada
tengo bien sabido que la nada no existe.
Es por eso que puedo decir que soy un ser normal
porque me gusta el olor a lluvia y contar las baldosas del suelo,
detesto a los que no pisan las colillas de cigarrillos en la calle
y a los que caminan mientras mandan mensajes de texto.
Ojalá de vieja siga siendo normal,
y si dejo de serlo, espero nunca olvidarme que ante todo soy un ser...
...y punto.
[tierrayLibertad]

1 comentario:

[[***ágata***]] dijo...

Es super profundo...me ha hecho reir y reflexionar..sobre mi normalidad...y lo normal que es ser "anormal"...jajajaja..o mas bn diferente!!XDXDX